More Website Templates @ TemplateMonster.com - July 28, 2014!

Por: Iria Rodríguez Suárez 

México, 10 de noviembre de 2016.

________________________________________________________________________________________________________

CAMBIO PROFUNDO DESDE LA BASE

Constantemente en nuestras intervenciones y consultorías, escuchamos las quejas respecto a los estilos de liderazgo de la dirección. Aparentemente la solución está siempre en cortar esa sola cabeza y por arte de magia todos los problemas de la organización se resolverán. La resistencia al cambio, los problemas de comunicación, la falta de mejoras a los procesos, el recorte del presupuesto, todo es culpa de la alta dirección.

Nos hemos acostumbrado a tomar como verdaderas muchas frases como: “El cambio significativo solo ocurre cuando es impulsado desde la cumbre.” (Peter Senge)

Ciertamente los cambios en el rumbo y la estrategia principal de la organización deben bajar desde la alta dirección, pero la realidad de la gestión de un cambio profundo es muy diferente.

En los últimos años hemos escuchado acerca de la importancia de empoderar a nuestros equipos. Leemos acerca de las estrategias de retroalimentación para el empoderamiento, gestión de equipos de alto rendimiento, etc. Pero la realidad es que tenemos un choque de valores entre una mentalidad de empoderamiento y la idea del líder salvador todopoderoso en quien recargamos toda la responsabilidad del cambio organizacional.

Estudiosos han demostrado que no todo el mundo tiene la capacidad de influir y liderar un equipo. Damos por entendido que las personas que ocupan posiciones directivas son quienes cuentan con dichas habilidades, así que el resto del personal toma una cómoda posición esperando que el líder gestione el cambio.

Solo hace falta mirar un poco los cambios más importantes dentro de nuestra sociedad. Cuando se han logrado verdaderos cambios de valores, ha sido desde el nivel más robusto de la sociedad y no desde sus mandatarios. Los intentos de mandatarios por imponer cambios han sido a la larga un fracaso. Los valores son aquellos que aceptamos voluntariamente. Todo intento de imposición por parte de unos cuantos ha resultado una pérdida de tiempo y recursos (humanos y materiales).

¿Qué cambios significativos hemos observado en nuestras sociedades?

Los derechos que tienen hoy los trabajadores en todo el mundo se originaron mediante el movimiento obrero, generado entre los tejedores ingleses. Los derechos de las mujeres no empezaron de ningún modo en las altas esferas políticas. Y así, podríamos mencionar una infinidad de cambios radicales de valores, de estructuras que han cambiado al mundo y que no se originaron en las altas esferas de poder. Cuando los miembros de una organización están verdaderamente comprometidos con su bienestar como sistema, buscarán hasta encontrar la forma de hacerlo funcionar de la mejor manera.

Hoy lo vemos en México, la culpa constante hacia el presidente y los gobernadores. ¿Cómo es posible que destinemos tanto poder a unos cuantos? Cuando verdaderamente tomemos el compromiso de hacer un cambio, se verá en nuestras acciones de todos los días, enfocadas a un beneficio para todo el sistema y no hacia nosotros mismos. Eso es lo que genera el cambio profundo. La historia nos ha mostrado también lo que sucede cuando una sola persona tiene el poder y los demás lo endiosan. La comunicación solo va hacia abajo y en retorno solo sube miedo, más de 70 millones de muertos en la segunda guerra mundial es solo un ejemplo del impacto que tiene la centralización del poder.

Esta visión de una sola persona o unos cuantos genera una cultura en la que no se fomentan nuevas ideas, existe una tensión continua entre los miembros o las áreas y una actitud de víctimas que poco favorece el cambio.

Por el contrario, si el detonador proviene de agentes que se encuentran en todos los niveles de la organización, si verdaderamente promovemos y mantenemos un empoderamiento del personal, el impulso vendrá del grueso del factor humano y no solo de algunas cabezas en la cumbre.

El compromiso con el resultado proviene de la co-creación de la estrategia, del entendimiento general acerca de la organización como sistema. El cambio profundo es el que se genera en todos los rincones de la organización, cuando verdaderamente logramos en todos los elementos un entendimiento de la operación desde una visión sistémica y un compromiso real con la misión.

_______________________________________________________________________________________________

Si deseas contactar al autor del artículo escríbenos a: contacto@coachingaltonivel.com


 

Servicios

Si buscas un curso enfocado en otro tema, envíanos un correo expresando tus inquietudes en particular. Coaching Alto Nivel cuenta con alianzas y cursos extras como HORA 25 (gestión del tiempo) que seguramente serán de tu interés. 


CONSULTORÍA

Para el desarrollo de estrategias que fomenten el desarrollo integral del capital humano.

También damos consultoría especializada para el departamento de Recursos Humanos y Comunicación.

CAPACITACIÓN

Cursos, talleres y programas especializados.

Nuestros entrenamientos están enfocados al liderazgo, desarrollo de talentos personales y habilidades sociales. 

COACHING EJECUTIVO

El objetivo es generar un cambio sostenido en su liderazgo y comportamiento logrando así una transformación positiva y productiva en su vida personal y profesional.