More Website Templates @ TemplateMonster.com - July 28, 2014!


 

Por: Iria Rodríguez Suárez 

México, 12 de noviembre de 2015.

________________________________________________________________________________________________________

¡No me alcanza el día! ¡Estoy a tope de trabajo! ¿Te suena familiar?

¿Estrés por mala administración de tiempo?

Si queremos cortar este círculo que frena el desarrollo de las empresas y de su capital más valioso, es importante tomar una serie de medidas que están en este caso en manos de los empleadores.

Sabemos que actualmente un alto porcentaje de los trabajadores en mandos medios y a cargo de áreas pertenecen a la llamada Generación Millennials. Conocer el perfil de nuestro principal capital humano es una necesidad clave de las empresas para poder entender sus motivadores y generar estrategias para lograr la lealtad y permanencia de los mismos.

Según un estudio reciente realizado por la firma Deloitte para conocer las necesidades de los Millennials en términos laborales, el 69% de los encuestados planea dejar su empleo en los próximos años y el 80% de ellos quiere emprender. Esto se debe a la creciente divergencia entre los valores de los trabajadores de esta generación con respecto a los valores perseguidos por las empresas, así como sus procesos y prioridades.

Las empresas mexicanas corren el riesgo de perder a sus mejores talentos si no realizan algunos ajustes en sus políticas y funcionamiento.

Si queremos retener y desarrollar al talento que se tiene, estas son algunas de las acciones que recomendamos tomar:

Recordemos que el estrés es una respuesta que tenemos a nivel físico y psicológico ante una situación que sentimos que nos sobrepasa. Entonces el primer paso para disminuir nuestro nivel de estrés es modificar las condiciones cuando podemos hacerlo. Así que lo primero que hay que hacer es administrar mejor nuestro tiempo y tomar el control de aquello que sí podemos controlar.

En 3 pasos puedes cambiar la manera como estas utilizando tu tiempo.

 Recuerda que los seres humanos manejamos un aproximado de 45 minutos de atención en la misma tarea. Planea tu agenda pensando en que cada acción debe tomar máximo 45 minutos de lo contrario deberás hacer una pausa programada para recuperar tu atención y enfoque.

 Paso 1: Separa lo urgente de lo importante así:

 Toma tu lista de pendientes y 3 hojas más. Si eres del tipo visual, te sugiero que uses colores diferentes de papel para la lista uno y dos:

 Lista 1: "Acciones de Poder": Enlista las acciones que son clave para el desarrollo de tu trabajo. Elige aquellas acciones que corresponden al 20% de las acciones que te generará el 80% de los resultados. Debes elegir bien porque es ahí en donde centrarás tus esfuerzos.

 Lista 2: "Lista de Pendientes": Anota ahí todo lo que tienes que hacer en algún momento y que deberás programar.

 Lista 3: "Lista para quemar": Anota en esta lista todo lo que tenías en tu lista de pendientes y que al revisarlo te das cuenta de que no tienes que hacerlo. Tendrás que echar mano de toda tu capacidad para discernir y dejar ir. Seguramente también tendrás que re-leerte el libro “Tus zonas erróneas” sobre todo en el punto de la necesidad de quedar bien o dar gusto a todo el mundo.  

Una vez que logres hacer ese desprendimiento y liberarte de todos los “pendientes” que solo te roban energía y no te enfocan en lo que realmente vale la pena para tus objetivos, rómpela o quémala. Esto te ayudará a decirle a tu subconsciente que no lo requieres más.

Paso 2: Delega.

Revisa las dos primeras listas y aquellas que son urgentes, pero no importantes márcalas para que sean delegadas. Elige quien lo realizará, define una fecha y hora para revisar primer avance, manda un correo a esa persona y agenda una entrevista para explicarle dicha tarea y sus objetivos precisos) Muchas veces lo abrumados que nos sentimos en el trabajo es por no saber soltar y querer controlar todo lo que hacemos.

Confía en tu capacidad como líder para capacitar a tu gente y delegar responsabilidades. La forma correcta de delegar empieza en conocer las capacidades y las debilidades de tu equipo de trabajo. Si trabajas por tu cuenta, considera proveedores de servicios que te apoyen con tareas como la administración de tus redes sociales o la administración de tu negocio.

 Paso 3: Agenda.

 Una vez que tengas la lista de acciones agéndalas de acuerdo al paso número 1 y considera los consejos que te damos aquí. Si agendas tus acciones pendientes, mentalmente te liberas de cargarlas porque ya fueron atendidas de alguna manera, ya les diste un lugar y un espacio y esto disminuirá tu nivel de estrés.

 - Agenda pequeños recesos para relajarte. Es muy importante que respetes esos espacios y los utilices verdaderamente para despejar tu mente. Verás cómo regresas recargado a tus actividades y con una mente fresca y concentrada.

 - Define un horario para revisar tu correo. Si no puedes contener el impulso de contestar todos tus correos de inmediato entonces al iniciar tu día empieza con las acciones de poder que tengas agendadas para dicho día y cuando hayas concluido al menos una, puedes darte 15 minutos para revisar y contestar correos importantes, los no importantes déjalos para el cierre de tu día. Fuera de ese horario: ¡NO ABRAS TU CORREO!  si lo haces es probable que caigas en la tentación de contestarlos y cuando lo notes, habrá pasado una hora o que te aparezcan como leídos y olvides revisarlo y contestarlo cuando tienes destinado a hacerlo.

 -  Al iniciar tu día concluye una tarea de principio a fin. Esto te dará una sensación de logro. Recuerda tachar de tu lista lo que vayas terminando.

 - Agenda un tiempo para las interrupciones: Cuando tengas una interrupción pídele a esa persona que te busque a la hora que tienes agendada para atenderle mejor (tu hora para las interrupciones). Así sabrá que le estas dando un tiempo especial para apoyarle y no te verás envuelto en la urgencia de atenderle y parar lo que estás haciendo. Nuevamente practica tu necesidad de quedar bien con todo el mundo.

 - Apaga tus conversaciones de grupo de WhatsApp: Lo ideal es que mantengas en silencio tu celular y agendes un tiempo para regresar las llamadas. Sobre todo cuando estás realizando alguna de tus acciones de poder. Si no te es posible por lo menos puedes apagar el sonido de tu wtsp para evitar la tentación de estar saliendo de concentración por pequeñas interrupciones. Revisa tu teléfono en tus recesos agendados y verás cómo te rinde el tiempo.

 - Siempre cierra el día revisando tus dos listas y haciendo ajustes. Programa tus acciones de poder para el día siguiente.

 Recuerda que la única manera de que esto funcione es que lo pongas en práctica, ¿Qué te parece iniciar con el paso 2 ahora mismo? y de paso, apagar el sonido de tu teléfono para concentrarte en esta acción que puede cambiar la forma como estas administrando uno de tus recursos más valiosos, tu tiempo.

_______________________________________________________________________________________________

Si deseas contactar al autor del artículo escríbenos a: contacto@coachingaltonivel.com

Servicios

Si buscas un curso enfocado en otro tema, envíanos un correo expresando tus inquietudes en particular. Coaching Alto Nivel cuenta con alianzas y cursos extras como HORA 25 (gestión del tiempo) que seguramente serán de tu interés. 


CONSULTORÍA

Para el desarrollo de estrategias que fomenten el desarrollo integral del capital humano.

También damos consultoría especializada para el departamento de Recursos Humanos y Comunicación.

CAPACITACIÓN

Cursos, talleres y programas especializados.

Nuestros entrenamientos están enfocados al liderazgo, desarrollo de talentos personales y habilidades sociales. 

COACHING EJECUTIVO

El objetivo es generar un cambio sostenido en su liderazgo y comportamiento logrando así una transformación positiva y productiva en su vida personal y profesional.